• Home
  • Blog
  • Río de Janeiro, ciudad de la alegría

Río de Janeiro, ciudad de la alegría

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on email
Share on whatsapp
Río de Janeiro- Tip Travel

Tiene todos los ingredientes para generar el coctel turístico perfecto: tierra de carnaval y de la samba, mar, montaña, selva, clima y cariocas… eso es Río, eso y mucho más le otorga la condición de ciudad única.

Si escuchamos hablar de la famosa estatua art decó de Jesucristo conocida como Cristo Redentor, mostrando la ciudad desde la cima del cerro Corcovado, entonces ya estamos al tanto de uno de los íconos cariocas por excelencia, desde donde contemplaremos la panorámica más espectacular de Río.

Y tomando el teleférico llegaremos al otro punto clave que es el Pan de Azúcar, un morro situado en la boca de la Bahía de Guanabara sobre una península que sobresale en el océano Atlántico, con una vista ideal a la playa Vermelha.

Pero no podemos perder la chance de dar un paseo por el Jardín Botánico y sacar un boleto para el tranvía de Santa Teresa, o visitar la Catedral Metropolitana inspirada en las pirámides de Centroamérica y dedicada al patrono de la ciudad, San Sebastián.

Pero la ciudad tiene otros encantos repartidos en la simpleza del día a día o en una caminata… y descubrir los miles de futuros cracks del fútbol descalzos en la arena de Copacabana, o bailar un samba en alguna esquina del barrio de la Urca, o tomar una caipirinha en el bar “Garota do Ipanema” donde tantos atardeceres se mezclaron con la pluma del gran Vinicius de Moraes.

Pero uno no es un carioca verdadero si antes no grita un gol del Flamengo en el Maracaná, y después se festeja con una cerveza bien fría en algún barcito de la Avenida Atlántica.

La noche se llena de luz y nos invita a sambar un enredo en alguna barraca de las Escolas que se preparan para el próximo carnaval, tal vez sea el momento más emocionante que uno pueda vivir, irrepetible e inigualable, desfilar por el Sambódromo del Marqués de Sapucaí y después si… morir de samba y alegría.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Su suscripción se ha realizado con éxito. Gracias por elegir TIP TRAVEL