Egipto: Un destino lleno de brillo y misterio junto al Río Nilo

Compartir Artículo en:

A pesar de estar situado en una de las zonas más áridas y desérticas del planeta, Egipto fue hogar de las civilizaciones más brillantes y ricas de la antigüedad. El desarrollo de la cultura faraónica, única en el mundo, se dio gracias a la existencia del famoso río Nilo. Las ciudades que rodean a este rió son únicas en el mundo.

¿Te animás a recorrerlas?

Ante todo, debés conocer las pirámides de Keops, Kefrén y Micerinos, ubicadas en la llanura de Giza. Conviene realizar una excursión desde El Cairo, la capital de Egipto, una metrópoli llena de magia.

A una hora hacia el sur, se encuentra la vieja Menfis, primera capital del antiguo Egipto. Aquí, se destaca la pirámide escalonada de Saqqara y un gran museo al aire libre donde se expone la estatua del faraón Ramsés II.

Luego, en tu próximo día podés visitar El Cairo más auténtico y diverso. El itinerario comienza en la zona más antigua: El barrio copto o cristiano, un área laberintica con múltiples iglesias de arquitectura colosal.

En la Ciudadela de Saladino, el corazón del Cairo, debés visitar la encantadora mezquita de Muhammed Alí o de Alabastro y luego, recorrer las calles laberínticas repletas de tiendas del bazar Al Jalili.

Como parte de tu itinerario, no debés olvidarte de la antigua Tebas, conocida actualmente como Luxor. En esta moderna ciudad, podrás conocer dos templos egipcios: Luxor y Karnak.

Después de la visita a templo de Luxor, puedes pasear por La Corniche, un paseo marítimo que corre paralelo al río Nilo, hasta llegar al templo de Karnak, dedicado al dios Amón.

Al otro lado del río de la ciudad de Luxor, se encuentra el famoso Valle de los Reyes, una gran necrópolis con tumbas escondidas estratégicamente bajo la tierra. En este sitio, podrás ingresar a algunas de las tumbas y conocer las impresionantes obras artísticas que decoran sus paredes. Y, al otro lado de la montaña recorrer el Valle de las Reinas, un sitio con menos tumbas pero que esconde la más bella de Egipto: La tumba de Nefertari, una de las esposas de Ramsés II.

Egipto es un destino lleno de magia y esplendor, color dorado y mucho misterio. Estas son solo algunas de las perlas que esconde este imperdible país africano.

Por eso, si te llamaron la atención estos atractivos, no podés dejar de conocer Egipto y el maravilloso recorrido por el Río Nilo.

Compartir Artículo en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *